jueves, 29 de diciembre de 2011

0

Nos trasladamos!!

Como proposito de año nuevo, hemos decidido retomar nuestro pequeño rinconcito para el recuerdo, pero hacerlo bien, como los pofesionales, con dominio y todo. A partir de ahora podréis encontrar nuestras andanzas en:

http://www.yocreciconespinete.com

También podéis encontrarnos en las siguientes redes sociales:

http://twitter.com/Espineto
http://www.facebook.com/pages/Yo-crec%C3%AD-con-Espinete/265437803515444

¡¡Os esperamos!! 

lunes, 17 de mayo de 2010

6

La foto de clase

¡¡ Qué gran día el de la foto del colegio !! Uno de los acontecimientos que se repetían anualmente. Uno de los actos que llevaba al éxtasis a todos los alumnos, ya que provocaban una de las situaciones que más gustan cuando eres un jovenzuelo escolarizado, el perder clase.

Cada año, más o menos por las mismas fechas, el profesor de turno te entregaba una circular para avisar a tus padres de, que un día en concreto no debías ir vestido con tu chandal ruinoso con parches de los Power Rangers, y tenías que asistir disfrazado como si fueses una personas mayor. Evidentemente, aquella circular solía llegar prácticamente ilegible, en forma de bola y con la ausencia de alguna de sus partes a las manos de tus padres.

Llegaba el día en cuestión. Antes de salir de casa, tu madre te leía la cartilla:

- No te manches ni te descoloques hasta la hora de la foto. Así que no juegues a eso que soléis jugar de revolcaros por el suelo...

Con tales amenazas llegabas al colegio sin mover un ápice de tu cuerpo. En ese día sí que se hacía buena la frase de "Parece que te has comido el palo de una escoba". Una de las conclusiones que sacabas ese día era a la clase social dentro de la mini sociedad del colegio a la que pertenecías. Siempre aparecía el típico con su corbata para niños pillada con una goma, o su pajarita de estampados horrible. Evidentemente, el descojone era generalizado. Por otra parte estaba el que aparecía vestido con su camiseta de Phoskitos. Este solía venir acompañado de la frase: "Ah, ¿qué la foto era hoy?". También se aseguraba un rato de risas.

Y después de pasar el día entero sin moverte, llegaba la hora de la foto. Se ponía toda la clase en final y desfilaban hacia el lugar donde el fotógrafo había montado su set (los dos bancos ruinosos que se estaban pudriendo en el gimnasio). Empezaba el tema de la colocación.

- A ver, los altos arriba, los bajitos abajo sentados, los medianos en el medio pero subidos en el banco, las chicas intercaladas, alguna sentada también, no crucéis las piernas, las manos en las rodillas, los de atrás las manos a la espalda, el profesor a ese lado...

¿Cómo querían que la foto saliese bien después de tanta instrucción?. Al final, entre las orientaciones del fotógrafo, y sobre todo los gritos del profesor acabábamos todos colocaditos.

El señor fotógrafo sacaba su primera foto. "Hay que repetir, que se ha movido ese de ahí arriba", "Es que me picaba la nariz..."... Segundo intento. "Repetimos de nuevo que aquellos dos se han caido" "Profe, es que Antonio me ha empujado..." Tercer intento... Al final salía algo más o menos coherente.

Cuando daban la orden de abandonar el set fotográfico, todos salíamos espantados, sacándonos ropa como locos hasta quedarnos a nuestro gusto, menos el de la pajarita, que ese día la lucía el día entero, no se si buscaba la mofa de todos o es que de verdad creía que le quedaba bien...

Al final recibías la foto, ese recuerdo que vas a tener durante toda la vida y a parte, como regalo, te llevabas también una interesante colleja de tu madre al ver que salías haciéndole los cuernos a tu compañero de delante... es que te lo ponían a huevo...

lunes, 8 de marzo de 2010

3

Los pitufos



¡Qué gran serie, Los Pitufos! ¿Quién no la recuerda? Esos seres azules con pantalones blancos y gorro doblado balnco también cuyos nombres les definían como seres vivos... Qué sociedad más avanzada. Todos y todas les recordamos con cariño, forman parte de nuestra infancia. Pero, como cada vez que volvemos la vista atrás, no podemos evitar el ver algunas cosas... extrañas. Lo cual nos lleva a una reflexión: con qué naturalidad aceptábamos las cosas de pequeño. Si alguien nos explica una de nuestras series como algo normal, damos por sentado que se ha metido algo.

Sin duda, el detalle que más llama la atención es el poblado, donde las casas son setas. ¿Setas cualquiera? No, no, no. Amanita muscaria, es decir, setas alucinógenas. Esto ya nos va dando dos pistas: porque son azules y porque acabaron convirtiéndose en pitufos makineros. Por cierto, ¿os habéis dado cuenta de que es la seta que nos pintaban en todos los cuentos? Es para flipar 8ojo al doble sentido).

Seguro que cuando habéis leído más arriba "con gorro doblado blanco" vuestros automatismos mentales han saltado para pensar "menos papá Pitufo, que era rojo". ¡Ajá! Era una trampa, porque había otros dos pitufos cuyos gorros no eran así. Si no sois capaces de redordarlo, lo resolvemos al final.

Y qué decir del malvado Gargamel y su gato Azrael. El malvado Gargamel intentaba cazar a los pitufos porque eran el ingrediente fundamental para fabrical la piedra filosofal y, así, convertir todo en oro. Debido a la saga harry Potter podemos vislumbrar que, al final, consiguió coger al menos a uno... ¿A quién? Se admiten apuestas. Azrael sólo pensaba en zampárselos... ¡Qué mal debía alimentarle Gargamel, por dios! ¡Salven a ese gato de la desnutrición!

No podemos olvidarnos de ese delicioso pastel de gumibayas y de ese zumo de pitufresas que tanto han influido en nuestras borracheras juveniles. Ni tampoco, por supuesto, del papel que Pitufina jugaba en esa sociedad. veamos, ¿sólo una chica entre tanto pitufo? Eso contando con que, además, habría un Pitufo Salido. ¿Y encima siempre estaba feliz? Aunque sólo sea por el desorden que tiene que haber, creemos que Pitufina guardaba una sorpresa debajo de su faldita (algo que, a Pitufo Salido, viendo las demás opciones, tampoco le importaba). Apostamos a que Pitufo Presumido (sí, el que se ponía una flor en el gorro) era mucho más receptivo.

Por último, queríamos despedirnos con un chiste que nos contaron hace tiempo: ¿Por qué los pitufos siempre van sonriendo? Porque la hierba les hace cosquillas en los huevos. Muchas gracias. Os dejamos con pitutemazo makinero al más puro estilo Camela.



P.D. Uno era el Abuelo Pitufo, que tenía pantalones y goroo amarillos.
P.D.2 El otro era Pitufo Cocinero que llevaba gorro balnco, pero el típico de chef no el típico pitufo. ¿Os acordasteis?

miércoles, 17 de febrero de 2010

2

¿Te acuerdas de...

... cuando te levantabas por las mañanas y de un salto salías de la cama para ir corriendo al colegio?

... cuando tu mayor preocupación era saber si en el recreo serías Poli o Caco?

... cuando te pasabas toda una tarde organizando tus tazos por orden de importancia para desplumar a tus amigos al día siguiente?

... cuando las mañanas de los domingos te enchufabas a la tele para ver Humor Amarillo (el bueno... :)), Presing Catch (Último Guerrero vs Hulk Hogan) y Gladiadores Americanos?

... de esas tardes de Domingo paseando por el parque con toda la familia estrenando tu bici nueva o tus estupendos patines blancos?

... de esas vacaciones a la playa con tu cubito, tu pala para la arena y la gorra de propaganda que tu madre cuidaba que estuviese siempre en su sitio para que no t diese el sol en la cabeza?

... de tu primer beso?

... de Dragon Ball, Bola de Dan, Chicho Terremoto, Campeones, Los Caballeros del Zodiaco, Ranma, Saylor Moon ... ?

... cuando comentabas en clase la catapulta infernal de los gemelos Derrick y bajabas corriendo al patio para intentarla con tu mejor amigo?

... cuando los cumples se celebraban en un minúsculo parque de juegos en un McDonalds?

... de las despedidas en el colegio cuando te ibas de vacaciones y las bienvenidas efusivas cuando regresabas?

... cuando te pasabas los recreos ensayando un baile del grupo de moda con los de tu clase para luego representarlo ante todo el colegio?

... cuando todo era mágico... ?

    Si todavía recuerdas todas estas cosas, estás de Enhorabuena, sigue en ti ese niño que pasaba toda la noche de Reyes con el corazon en un puño, esperando que entrasen los primeros rayos de Sol por la ventana de su habitación, anunciando que los Magos habían pasado por su casa, que se emocionaba viendo la muerte del Padre de Simba y que vivía cada instante al máximo... por favor, no le dejes escapar...

lunes, 15 de febrero de 2010

4

Juguemos a recordar

No se como habiamos pasado tanto tiempo en este blog sin poner un video recopilatorio de este tipo. Hoy os invito a jugar conmigo. Si al final de este video habéis reconocido la mayoría de las imágenes tenéis que ir corriendo a suscribiros a este blog. Si no has reconocido las imágenes, tómatelo con calma, te perdiste una gran década, pero nosotros te la vamos a mostrar, así que también sal corriendo a suscribirte a este blog.



Si ya viéndolo has echado una lagrimita mándanos un mail que te queremos escribiendo en el blog.
 
ir arriba