martes, 10 de febrero de 2009

7

El maravilloso mundo de la flauta dulce

El otro día iba hablando con unos compañeros de trabajo sobre los intrumentos que sabíamos tocar, a mi mente volvieron esos recuerdos de mi infancia musical. Aquellas tardes interminables de colegio recibiendo clases de solfeo, canto y flauta dulce... que de dulce sólo tenía el nombre, porque seguro que la mitad de los problemas de oido de los españoles fueron provocados por los pitidos infumables que salían de ese maldito instrumento.

Creo que todos los que estudiamos en aquel magnífico plan de estudios denominado E.G.B. conocemos muy de cerca lo que es la flauta dulce. Un instrumento de plástico con agujeritos en el que se podía soplar embutida en una funda de plastico verde que incluía un palito que todos usábamos para dar collejas al compañero de delante, y algunos comentaban que habían escuchado saliendo de las entrañas de dicho instrumento algunas canciones reconocibles por el oído humano. Lo más normal era escuchar una serie de pitidos encadenados con mucho ritmo y que llegaban a taladrar hasta los oídos más insensibles.

En mi clase, todos los alumnos teniamos un libro de fotocopias repleto de canciones populares. Nos colocábamos todos en nuestras mesas, flauta en mano, con el libro delante, abierto por la cancion de "Las vacas del pueblo" (un clásico) y a la orden de ".. Un dos tres, un dos tres, UN !!! "
comenzábamos a intentar acertar cada una de las notas de la partitura. La clave estaba en que debajo de cada nota te apuntabas que nota era con letra, ¿Quién se aprendía el significado de esos simbolitos con rabito colocados encima de una rejilla?. El profesor se colocaba encima de la tarima enfrente de todos y trataba de organizar aquella jauría de flautistas con unos movimientos de mano bastante extraños, que nos decía que era para marcar el ritmo... ese hombre no veía que allí no había ritmo por ninguna parte...

Lo más apasionante de estas clases, que solían ser a las 3 de la tarde, eran los temidos exámenes. Para superarlos había varias tácticas. La primera solía ser pasarse toda la tarde anterior aprendiédote las canciones de memoria, cada movimiento de los dedos, cada soplido, cada silencio... y al llegar al examen reproducirla de memoria sin apenas mirar la partitura. Esto tenía un problema. Siempre te dejabas una canción sin aprender y podía ser que te tocase esa en el examen. (Sí, lo estáis pensando, es Ley de Murphy, siempre te tocaba la canción que no te sabías). Otra de las opciones era realmente aprender a tocar la flauta, saber donde estaban situadas las notas, aprender a llevar el ritmo, conocer como soplar perfectamente en cada momento para escuchar la melodía, y todo esto leyendo el pentagrama... No nos engañemos... esto era una utopía...

La última de las opciones era presentarte al examen sin haber sacado la flauta de su funda. ¿Qué consecuencias tenía esto? Te plantabas al lado del profesor, enfrente de toda la clase, con tu flauta impoluta. El profesor te decía... "A ver.... tu canción es.... 'Los Pollitos'...". Y allí que te lanzabas. Los nervios te inundaban y la flauta, entre tus manos temblorosas empezaba a cobrar vida propia. Los sonidos, eran más parecidos a los que emite un árbitro de fútbol que a un flautista interpretando una bonita melodía. Al final te llevabas un cero como una casa y encima te podía caer una collejita de camino a tu mesa :).

Seguro que muchos os habéis sentido reflejados en estas palabras. Ahora os hago una pregunta, ¿A qué si buscais en vuestras estanterias todavía tenéis la flauta dulce?.... Es todo un símbolo...

7 comentarios:

...ari... dijo...

jajajjajajaj muy bueno!!! pues tengo q decirte que a mí me encantaba músicaaaa jejejejjeje... flauta, piano, solfeo todo jejejeje. Ahhh se te ha olvidado una canción que "no se si os hacían tocar a vosotros, aunque creo q sí" que se llamaba... como era, como era... ainsss q no me saleeee... ah siiiii BAIXANT DE LA FONT DEL GAT!!!! una noiaaa una noiaaaa...

Spartan George dijo...

A mí no se me daba demasiado mal la flautita, aunque si es cierto que a veces me hacía pasar unos ratos horribles...

Todavía la tengo, es más, tengo la mía y la de mi hermano. Lo que pasa es que yo, siendo de una generación posterior (muy, muy posterior), ya las tenía de plástico negro y de peor calidad. Me extraña que todavía sigan vivos los pobres instrumentos...

ojohalcon dijo...

Mis pobres oídos lo que han sufrido, menos mal que mi flauta era de las que teníen el cuerpo de madera y la boquilla de hueso, porque quieras que no las flautas que eran, al menos en parte, de madera perforaban menos los tímpanos. Por cierto, yo también la conservo todavía, aunque con la veces que se ha caído no se como sigue casi intacta

anakyn dijo...

Las flautas las había de dos clases: la plebeya de plástico y la noble de madera, jijiji :-P

Una anécdota. Iba yo por 5º de EGB o así cuando a la hora de la comida le digo a mi madre:
-A las 5 tengo que ir a tocarle la flauta al profesor.
A lo que mi madre comienza a descojonarse. Yo, por aquel entonces ingenuo de mí, no sabía dónde podía estar la gracia en el maldito comentario...

cabreada dijo...

jajaja, que bueno, me acuerdo que mi primera flauta era de plástico malo, era lo que tenia ser pobre, los más pudientes tenían una de madera que sonaba bastante mejor, aunque no sé si eso se debía al material.
Más adelante me compraron una de hueso, y mi madre me hizo una funda de ganchillo, para que no se golpeara, y quedaba de lo más chic.

laura dijo...

muy bueno tu post !!! pues yo tenia la misma de la foto , es ms , aun la tengo ...y es ms , a veces aun la toco , jajajjaa y solo me sé las mismas canciones que aprendí en el cole , por que yo era de las que las aprendia de oido y cuando la profe ( que se llamaba Nuria y era una bruja , aun me acuerdo ) decia , laura , empieza otra vez pero desde el do , ya me habia jodido , porke claro , de solfeo ni papa , ala , suspendida ....no lo entendia , si la tocaba enterita de P.M. ...que injusto , en finnnnnn...que me has hecho reir un rato , hasta otra !!!

Bimbo dijo...

En fin... Con decirte que en mi carrera tenemos una asignatura que también nos hace examen de Flauta Dulce... xD

 
ir arriba