miércoles, 3 de diciembre de 2008

10

De los Apeninos a los Andes


Por favor, qué de recuerdos nos trae esta canción. ¿Quién no la ha cantado? ¿Quién, de los nacidos entre 1976 y 1990 no ha visto esta serie? (Si los hay... no habéis tenido una infancia como dios manda). Habrá mucha gente que diga: "esta serie es la que habría que poner a los niños y no los pokemon esos". La verdad es que, pasados unos años, no es tan ideal como la recordamos... así que recordemos.

La serie "De los Apeninos a los Andes" (cuyo título en inglés era "3000 leguas en busca de mamá", ojo al dato), más conocida como Marco, trata de un niño que es hijo de un médico de pobres, que no cobra un duro y que tiene deudas hasta para sacarse el carné de identidad. Ya de por si, el chaval tiene muy mala suerte. Debe ser el único hijo de médico que no tiene ni pa' pipas. El caso es que, como no tienen una lira, la madre decide irse a trabajar para conseguir el dinero... ¡a Argentina! Señora, ¿no había ni un sólo trabajo en toda la península itálica? Primeras conclusiones: a Marco le ha mirado un tuerto y la madre es una cachonda.

Claro, imaginemos la vida de ese pobre niño, que vive sólo con su padre, el cual no hace ni el huevo en la casa. Marco vivía rodeado de polvo, comía mal y tarde, las camas sin hacer, la luz sin pagar... Joder, normal que se pire a buscar a su madre. Cualquier cosa era mejor que vivir en esas condiciones. Y allá que se va Marco, con 11 añitos, un mono y dos cojones, ¡sí, señor!.

Y entonces es cuando llegar lo mejor de la serie: cuando se encuentra con los titiriteros. ¿Qué otro destino podía depararle el creador de la serie? Ninguno. Allí conoce a una niña llamada Fiorina, cuya vida era una purrela hasta que conoce a Marco. Creemos que fue porque se dio cuenta de que, comparadas las vidas de ambos, no tenía derecho a quejarse. Pero lo mejor de todo era su padre (el de Fiorina, no el de Marco) de nombre... ¡PEPPINO! ¿Pero cómo se puede llamar alguien Peppino? ¿Es que no ves que ya estás castigado para toda tu vida? Aún así creemos que este personaje aceptó su nombre de buen grado después de haber leído la primera opción: Nabbo.

Y, básicamente, ésa era la serie: cincuenta capítulos, uno detrás de otro, del jodío niño buscando a su madre, la cual recordamos era una cachonda y parecía que se escondía según su hijo se acercaba. Luego se enteraba de que estaba enferma... pero vamos, que para estar enferma, joder lo que viajaba.

Y llegamos por fin al momento tan esperado: ¡Marco encuentra a su madre! (Tomaaaaaaaaaa). La pobre está en cama medio muerta... entra Marco llorando a mares (éste es el momento en que todos pensamos: "joder, ahora que la encuentra, va y la palma")... Peeeeeeeero, hay que recordar que la madre es, ante todo, una cachonda y en lo que Marco se derrumba sobre la cama, ¡LA MADRE SE EMPIEZA A DESCOJONAR Y SE RECUPERA MILAGROSAMENTE! ¡HAY QUE SER CABRONA! Qué manera de hacer sufrir a su propio hijo y a nosotros con él.


Eso sí, igual que reconocíamos el inicio de la serie por su canción, también lo hacíamos con el final. ¡Qué recuerdos!.


P.D. Se decía que en privado a Marco lo llamaban yonki, porque iba siempre con el mono. Pobre Amedio lo que tuvo que aguantar...

10 comentarios:

Maeglin dijo...

mira que a mi nunca me gustó MArco...me parecía una historia demasiado trsite...Yo soy más de Heidi.. :P

Mario Girón dijo...

Lo bueno hubiera sido juntarlos a los dos. Que alguno hubiese hecho un bolo en la otra serie.... eso si que nos habría dejado a cuadros. Imaginate a Marco haciéndose coleguita de Pedro... mu fuerte

pichu dijo...

¿Y Heidi no era triste? Tal y como sufría Heidi mirando las montañas desde la ciudad... no se lo deseo a nadie.

Joooooooder, yo nunca llegué a ver el final de la serie, siempre pensé que la madre diñaba. Vaya huevos cuadrados los de marco. Todos mis respetos se merece este chaval.

Pues un crossover Heidi-Marco sería gracioso xDD

Mario Girón dijo...

Que te lo diga Mitxi, yo también creia q la madre la espichaba... cuando descubrí el verdadero final, se me cayó uno de los mitos de mi infancia...

Miguel Rodríguez dijo...

Porque la madre era una cachonda...

anakyn dijo...

Hala, está guay el blog este, tú :-D

(Vengo vía "Biología en red")

Saludos.

Mario Girón dijo...

Bienvenido seas anakyn, que la fuerza nos acompañe... Que pasa, son las 9 de la mañana, no se me ha ocurrido nada más gracioso.... :)

Pos eso, que esperamos verte mucho por aquí

Kike dijo...

pichu
si heidi fuera una serie actual americana seguro que llega un momento en el que las montañas no tienen salida y se encuentra encerrada y que su abuelo y la señorita rotermeyer son los jefes de una oscura compañía que lleva muchos años viviendo allí
y marco tendría que buscar a su madre urgentemente porque ha sido secuestrada por la mafia, el mono tiene poderes y en un giro inesperado seguramente descubriría que el capo es su propio padre

Mario Girón dijo...

... y mira que a mi eso me suena...
Sólo falta que descubran que pueden viajar en el tiempo a la vez que la casa del abuelo se puede mover de sitio siempre y cuando actives una palanca que se encuentra en un mundo subterraneo de hielo...

Demasiao pa mi body

Miguel Rodríguez dijo...

Y cuentan con la ayuda de una nube voladora que viene a voluntad...

 
ir arriba