lunes, 29 de diciembre de 2008

6

EGB vs LOGSE

En estas fechas tan navideñas, a mi me ha dado por hablaros de un tema que no tiene nada que ver... Bueno, según como lo mires, tiene que ver con que en estas fechas todos los niños en edad escolar se encuentran de vacaciones... que suerte la suya...

En esta entrada de hoy vais a poder recordar como fueron nuestros años colegiales, nuestras andanzas por aquellos pasillos interminables blancos, aquellos recreos memorables(de los que ya hablamos en su momento), aquellos amigos que han quedado para siempre... en fin... una época de nuestras vidas que nos marcó para siempre. Y todo esto comparado con la educación que tienen los más jóvenes ahora, todo un reto...


Todos recordamos al típico profesor que son sólo con entrar en el aula causaba pánico, sabía imponer respeto. Todos los alumnos le recibiamos puestos en pie, firmes y esperábamos su señal para volver a sentarnos. No se escuchaba ni una mosca... Y pobrecito del que emitiese un sonido... A clase se iba a estudiar no a hacer ruiditos como puede ser el respirar. Ahora mismo, cuando entra el profesor, además de pasar una gimkana de mochilas con ruedas hasta llegar a su mesa debe reclutar a la mitad de la clase que se ha escapado y posteriormente conseguir que se callen, se quiten los ipods y no peguen tobas en la oreja al pringao que se sienta en la primera fila (esto último no ha cambiado desde nuestra época).

Antes, haciamos las mismas trastadas que ahora, pero si te pillaban, que era lo más normal, (todos sabemos que los profesores, al igual que los padres, tienen la capacidad de ser omnipotentes), apechugábamos con nuestro castigo, que solía ser una visita al temible despacho del director... cuentan historias aterradoras sucedidas en esa estancia que no voy a relatar en estas líneas para poder mantener el espíritu navideño. Ahora mismo, y no digo que todo sea así, pero parece que el profesor debe pedir permiso para castigar a un alumno. Cuidado con mandarle con el director, que te viene la madre, pidiendo explicaciones, la psicóloga diciendo que le puedes causar un trauma al chaval y el señor director echándote en cara que le mandas más trabajo...

¿Qué pasaba antes si suspendías muchas asignaturas? Repetías, y encima te llevabas un par de soplamocos collejiles de parte de tu padre. Y, ¿si al año siguiente volvías a sacar malas notas? Volvías a repetir irremediablemente y tu padre se preparaba los soplamocos, pero los esquivabas porque ya te lo sabías del año pasado. Con las nuevas normativas, tienes más intentos que Maria Teresa Campos intentando encajar en un programa de televisión. Si suspendes no pasa nada, tienes recuperación, y si suspendes la recuperación, no pasa nada tampoco, ¡Un mal día puede tenerlo cualquiera!, te perdonan las asignaturas. De todas formas siempre tienes las clases de repesca...

Lo de antes sí que eran exámenes. Aunque en este punto quizá lo teniamos más facil. Por ejemplo, si tu profesor de historia llevaba los botones de su chaqueta de tonalidades rojas y amarillas, sabías que el tema de la República no entraba y que debías contestar que en la Guerra Civil sólo peleo un bando... No era falsear la historia, era supervivencia del alumno en estado puro y duro.

Otro de los grandes hitos en nuestra vida escolar es cuando dejabas la EGB y te adentrabas en el inquietante mundo del BUP. Cambiabas de clases, de profesores, eras más respetado en el recreo, te interesaba cada vez más el otro sexo... Siempre te venían con la cantinela de "A partir de ahora vamos a empezar a formaros para la Universidad"... Yo nunca di clases de cafetería... y es la sala que más visité en la Universidad. En la actualidad ya no hay un cambio tan brusco como el que vivimos nosotros. El único salto que se da es para pasar a la ESO... con ese nombre ya me contaréis como se lo puede tomar alguien en serio.

Aunque lo pasamos muy puteados, seguro que si preguntamos, todos tenemos un buen recuerdo de nuestro paso por la EGB, y ya te digo yo que más de uno y más de dos nos gustaría volver a esa edad, aunque tuviese que volver a aprenderme la canción de "Los Pollitos" en flauta dulce :).

PD. Seguro que la mayoría recordamos de carrerilla toda la lista de las preposiciones, muchos de los elementos de la tabla periódica y el poema de Amenabar Amenabar... retales que nos quedaron...

6 comentarios:

anakyn dijo...

Jajaja, qué recuerdos, compañero. Pero si nos portábamos mal, de ir a ver al director nada: ¡el profe era el director! Y más de un capón y de dos me ha tocado recibir. Teníamos un profesor que cuando pasaba entre los alumnos y se le caía algo al suelo, le decía al alumno más cercano: -Recoge eso que tiraste- Sí, vale, lo decía en plan de broma, pero con cara seria y todos lo recogían sin rechistar. Eso es tener poder y no lo de Heman.

ariadnagassó dijo...

jejejejeje, vaya tela... aún recuerdo una vez q me llevaron al despacho del director (pero yo era muy buenaaa ehhhhhh), estaba cagadita esperando a que me tocara... creo q lloraba y todo... pero lo peor fue... cuando mirando a la calle... veo el coche de mi madre (tb era maestra) q aparca, yo pensaba... "CASUALIDADDDD, POR FAVORRRRR"... cuando entró... uffff esa caraaaaa... no me dijo ni mu, pero ni mu de mu... un poco mas y me cago encima del miedo q pasé... Luego, expulsión una semana... ni os cuento, ahora... yo creo, q no es así... primer que está prohibido expulsar a un niño de la escuela, si no estoy mal informada... y es lo que dices... creo q iría la madre a pedir explicaciones al maestro o maestra en cuestión... en fin... las cosas cambian... ¿para bien? uffff.. no se yo... Vengaaaaaaaa animossssssssss q esto molaaaaa jejejejejjee

Mario Girón dijo...

joeeee, que hiciste para que te expulsaran una semana?? porque eso tiene tela eh...

Miguel Rodríguez dijo...

La pregunta estaba clara: ¿Qué hiciste?

ariadnagassó dijo...

bueno, después de unos días de "descanso" y en "" MUYY GRANDES!!!... Si queréis os cuento así resumidito... resulta que estaba en 1ero de BUPbis (o sea repitiendo)... tenía un noviete q estaba en la mili jijijijiji y le estaba escribiendo una carta en clase, haciendo ver q tomaba apuntes y claro, me pillaron... nunca he sabido disimular... la profe me dijo.. ARI DAME LO QUE ESTÁS ESCRIBIENDO... yo le dije... NO ES PERSONAL!.. me dice... EN MI CLASE NO HAY NADA PERSONAL, DAME LO QUE HAS ESCRITO... mientras venía hacia mí, yo escondía la carta en mi carpeta, de esas de millones de apartados firmada por los coleguis jejejejej (otro remember, las carpetas tuneadas), el caso es que me cogió la carpeta yo me levanté de mi pupitre y se la cogí de un tirón de las manos... no se que se pensó, igual se pensó q le iba a soltar un galleto... MADRE MIAAAA, YOOOOO?????, me mandó al despacho y eso fue todo, lo demás ya lo sabéis... ¿a que no era para tanto?, el caso es que mi dichosa carta llegó a la profe, al director, a mis padres, al jefe de estudios a todo el mundo menos a mi noviete... y sin comentarios de su contenido!!!!!! pos ya ta.. intriga desvelada.. ala! ahora a reiros de mis aventurillas jejejjjejeje.. Besos guapossssss!!!!

Netambulo dijo...

Pues sí, la cosa ha cambiado mucho desde entonces... y en muchos casos para peor. Mirad:


http://www.juanan.com/2009/01/la-educacion-escolar-hoy-en-dia/

 
ir arriba